UNAM - Universidad Nacional Autónoma de MéxicoDirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación - DGTIC
contacto

Educación debe adecuarse a revolución informática

Imagen noticia

Es necesario romper con procesos de enseñanza limitados a formar trabajadores, indicó Carlos Gershenson, profesor-investigador del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS).

Durante la conferencia magistral que impartió en Educatic 2017, Gershenson refirió que después de la revolución industrial la educación se enfocó en capacitar a los estudiantes para que fueran útiles en las fábricas.

Actualmente ese modelo de aprendizaje basado en la memorización se ve superado por la transición del mundo a la revolución informática, sin embargo, sigue empleándose dentro de las aulas.

Gershenson destacó que el uso de la tecnología en la docencia permite pasar de un modelo educativo unidireccional a otro más participativo, donde se pueden formar mejores humanos.

El doctor en Ciencias por la Universidad Libre de Bruselas señaló que el uso de herramientas tecnológicas debe encaminarse a facilitar la transmisión de conocimientos y la resolución de problemas complejos, aunque también se requiere implicar a los estudiantes en todo el proceso de aprendizaje, incluso en la evaluación.

El involucramiento de los alumnos en su evaluación los enriquece más que si sólo se les imponen los criterios de valoración de las actividades escolares, afirmó el investigador que también se encuentra asociado al Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM.

Es imposible cambiar los comportamientos dentro de sistemas tan complejos como la educación, sin embargo, intervenir en ellos mediante el empleo de estrategias y herramientas tecnológicas permitirá su modificación y encauzamiento, puntualizó.

 


 

Última actualización 16 de agosto de 2017
Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2009 - 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica, y no se mutile. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.