UNAM - Universidad Nacional Autónoma de MéxicoDirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación - DGTIC
contacto

Alfabetizar con tecnología, propone la DGTIC

Imagen noticia

Una metodología para aprender a leer y escribir con apoyo de recursos de cómputo fue desarrollada en la DGTIC, por especialistas de la Dirección de Innovación y Desarrollo Tecnológico y la Coordinación de Tecnologías para la Educación, h@bitat puma.

Esta propuesta la aplican profesores a un grupo de mujeres adultas mayores en la Ciberescuela Tlalmille de la Delegación Tlalpan, en la Ciudad de México, con asesoría de los universitarios.

Las participantes del grupo piloto realizan ejercicios de lectoescritura en contextos reales de comunicación, como escribir cartas o recetas de cocina, usando equipo de cómputo y un software creado en la DGTIC.

Además de servir como plataforma para el desarrollo de actividades alfabetizadoras, la inclusión de estos recursos tecnológicos está dirigida a la iniciación en el mundo digital.

Estas tecnologías se incorporaron al proceso de enseñanza porque son herramientas cotidianas, explicó la coordinadora de Tecnologías para la Educación, Marina Kriscautzky Laxague.

No existen pruebas de que sea más fácil aprender primero a escribir en papel que con un teclado; el proceso cognitivo es el mismo en cualquier soporte, indicó en entrevista la doctora en educación.

Además de apoyar la implementación piloto de la metodología, la DGTIC ha realizado tres talleres para capacitar a los 52 profesores que laboran en todas las ciberescuelas de Tlalpan.

A través del Facebook de la Ciberescuela Biblioteca Central, participantes de estos talleres expresaron su agradecimiento por el impulso que recibieron para enriquecer su labor docente.

 


 

Última actualización 22 de enero de 2018
Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2009 - 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica, y no se mutile. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.